al caer la noche …


Un día más… 

Rutina y falsa estabilidad… 
Si! Falsa por que… qué es la estabilidad? Saber que , con suerte, el mañana se parecerá al presente? Eso no debería ser tan importante y no debería llamarse “estabilidad”. A decir verdad, pienso que estabilidad debería significar “armonía con uno mismo”, vivir una vida que da serenidad a tu alma, y que.. hagas o no lo mismo al día siguiente, sepas que sabrás hacer con gusto lo que toque.

Hoy ha sido un día de tantos. Para no ser desagradecida he mirado fotos de Afrika… Si 🙂  
“Mi Afrika” y, mirando fotografías de algunos poblados, viendo sonreir a personas con carencias nada banales, he tenido que pensar… Nu! siéntete feliz…
Pero… 
Si… sonrío a la gente que me rodea, valoro mis bienes (que no son otros que mis seres queridos y mi cámara y en segunda línea mis libros, ordenador y objetos que me traen recuerdos íntimos) y luego sueño… Sueño que mi estabilidad baile un poco, que mi alma se agite y vibre y sienta que “sabe y sabrá hacer lo que venga”.

Miro fotografías que me inspiran, que me remueven por dentro y que incluso llegan a dejarme en un estado de nerviosismo que se calma con la fuerte creencia en un futuro “aleatorio” pero estable…
Cuando miro mis fotos pienso que queda tanto por capturar, tanto por expresar… y por aprender, y plasmar … Sobretodo plasmar, expresar, hablar a través de de las emociones que hay en todo aquello que nos atrapa y que en cada una de nuestras fotografías queda contenido, de manera atemporal, transmitiendo nuestra alegría, nuestra pasión, nuestro amor, nuestro miedo y también la alegría, la pasión, el amor, el miedo, valor, coraje, belleza, tristeza de la vida que nos rodea.
Momentos llenos de vida que se inmortalizan para su honor. Poder fotografiar la naturaleza, sus luces, sus momentos, su vida sin camelos es la mejor vitamina que mi alma puede tomar…
Ese es el futuro “estable” que sueño, deseo y quiero
poblado masai (kenya 2009).
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *