Amistad

 

Estamos rodeados de Vida. También de belleza, aunque esa… depende muchas veces del color del cristal con que se mire, o del latido de nuestro corazón.
A veces, presos de nuestra propia vivencia, de sentimientos bañados en capas de alquitrán, de miedos, melancolías y ausencias, no conseguimos ver. Nos encontramos envueltos en una niebla que nos deja ese regusto gris que te impregna hasta hacer de la apatía una verdadera emperatriz, y transforma el ímpetu en un recuerdo casi de una vida anterior.

Sin embargo, existe un antídoto, un remedio, que de dosis en dosis te limpia, te recarga. Te inyecta una descarga cargada de entusiasmo, que, aunque tímido, es poderoso. Un antídoto extremadamente valioso y que es recibido siempre como un regalo en mayúsculas.

“Amistad”
Urbasa 2020.

“Amistad”… Concepto abstracto que todos necesitamos y que sin verla, la sentimos.
Esa mano que te regala una caricia… esa cara que te ofrece una sonrisa o esa compañía que comparte momentos que saben a gloria. Sí!, un concepto que alimenta el alma y que cuando solo ves niebla, aparece como una red que te sujeta en una caída libre. Entonces ves que el bosque esta ahí, lleno de verde esperanza, de seres que te abrazan y acompañan.

Dedicado a todos los amigos que tanto me han ayudado y ayudan. GRACIAS.

Esta entrada fue publicada en fotos y momentos, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *