EN EL AIRE…

Me gusta disfrutar del tiempo libre… Apartarme de la rutina y, sobretodo, huir del desánimo general de la gente ante la situación económica actual. Fotografíar y disfrutar la naturaleza son dos actividades que consiguen serenar mi espíritu y alegrar mi humor. Tanto es así que hasta logran transformar mi visión realista en una optimista llena de sentido del humor, y esperanza.

Aish… , si!

Esperanza tan verde como el color por excelencia de campos y bosques, optimismo tan brillante y dorado como los rayos del Sol que iluminan las flores que… sin queja alguna, nacen y brillan esplendorosas cada primavera, para… Contarnos en su silencio transmisor que todo es temporal y que la belleza de la vida y su armonía siempre permanecen. A pesar de todo.

Así que yo confío en la sabiduría natural y creo firmemente en lo que esta orquídea me susurró mientras me invitaba a fotografiarla para que nada se olvidara…

En la vida bailamos colgados de hilos y,
unas veces nos tambaleamos bajo vientos inestables pero…
otras flotamos bajo luces doradas que alimentan y nos hacen ser lo más.
Por eso…
Voy a cogerme fuerte para que los vientos no me rompan,
y solo me arrastren a etapas doradas llenas de placer y armonía.

enelaireAceras anthropophorum( orquídea del hombre ahorcado). Montseny 2013.

Esta entrada fue publicada en fotos y momentos, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *